Netflix arranca fuerte una nueva franquicia.

La cosa comienza un poco densa, tardas un poco en asimilar el mundo paralelo que nos ofrece David Ayer, su director.
Ha medida que se va desarrollando la trama empiezas a cogerle el gusto a su estructura.
Se nota que esta es una probadita aunque bastante sustanciosa, de un universo de posibilidades que nos ofrece “Bright”.

Humanos, orcos, hadas, elfos, dragones, etc. En un mundo como lo conocemos se mezclan para formar una historia donde veremos un abanico que soltara un montón de conjeturas donde la imaginación no tendra limite.
Le auguro un éxito sin precedentes a esta nueva franquicia que, bien manejada podría ser un acierto para Netflix en su búsqueda de marcar la diferencia con su proyecto. Lo veo como cuando ví por primera vez “Matrix” y luego lo estropearon todo. Espero que no suceda lo mismo con “Bright” en este gran arranque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: